Se Cambia los Servicios Ambientales en Tajamar por Concreto.

Foto: Luis López Soto.

Gerardo Ramírez

La función de los manglares en un ecosistema es parecida a la que desempeñan los riñones pero en la tierra  ya que son las áreas que están en el océano y en los ríos catalogados como  áreas de transición, filtran y detienen los elementos orgánicos que los ríos arrastran hacia el mar  y la mezcla del agua salada del mar junto con el agua dulce conforman el soporte de la reproducción de flora y fauna que crean a través de factores abióticos como el clima, las condiciones del agua su hábitat, a la par también captan grandes cantidades de bióxido de carbono y liberan la misma cantidad de oxígeno,  son amortiguadores de los impactos y efectos que pueden causar los huracanas así lo define el M. C. Miguel Magaña Virgen .

En el caso específico de Tajamar ubicado en el estado de Quintana Roo dice el Jefe del Departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad de Guadalajara que “le están quitando el soporte del equilibrio biótico a la zona que la misma naturaleza ha formado a través de miles de años y que sirve para regular entre otras cosas el clima. Su destrucción acelera los efectos del cambio climático”.

Asegura el especialista en medio ambiente que va afectar a parte de la población y lo más grave es que perjudicara el sostén del cual depende la gente para vivir económicamente, ya que de esos hábitats se obtiene parte de los alimentos a través de la pesca y esos peces a la vez sirven de soporte para la alimentación de otras especies que conforman la cadena alimenticia afectando el equilibrio ecológico que existe en esa zona, habrá afectaciones a la salud porque “se cambia el alimento y el oxígeno por concreto”.

Las manifestaciones que se han dado por parte de asociaciones civiles es porque la sociedad está buscando opciones para solucionar los problemas que hay en esa zona y que ha habido en otras partes del país, en donde se le esta exigiendo al gobierno que aplique las leyes y no siga con la simulación que se tiene para proteger el ambiente, “estamos a merced de los embates empresariales que buscan los beneficios propios y que no saben lo que están haciendo con la naturaleza y lo peor es que el gobierno se los permite”.

El proyecto inmobiliario denominado “Malecón Tajamar” que contempla  torres residenciales, un centro comercial y demás infraestructura  se debe de echar para atrás, esto es parar la obra así lo apunta el profesor de la U de G y agrega  “se debe de pagar el costo ambiental por parte del Gobierno Federal para su restauración”.

“Como dato: En el 2005 el biólogo Ricardo Juárez Palacios en aquel entonces titular de la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (Dgira) de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos naturales (SEMARNAT), fue quien acepto los estudios de impacto ambiental tanto para el proyecto inmobiliario en el “Manglar Tejamar” como la construcción de la presa “El Zapotillo” en el Estado de Jalisco”.

Contacto Twitter @Gerardofrt

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .