Biomas Digital

Vínculo emocional, fundamental en el desarrollo psicológico de los niños: Fundación DB

Scroll down to content

fotonoticia_20150116091702_800

Gerardo Ramírez

El afecto, el cariño, el amor y el cuidado son de los valores más importantes que se le debe de dar a los niños en sus primeros años de vida. En los primeros meses incluso es primordial para su supervivencia.

El ser humano, para poder alcanzar la felicidad, tiene que desarrollarse en sociedad y principalmente en un núcleo familiar armónico, es decir en un entorno que le permita lograr su plena formación, señala la Fundación DB, que se dedica a brindar oportunidades y apoyar a las poblaciones más vulnerables de México.

“Es inimaginable pensar, que vivimos en absoluta soledad: nos es imprescindible el amor, porque es esa energía que todo mueve”.

Apunta que, el ser humano nace para dar y recibir amor; y si esto último no se da adecuadamente en temprana edad, desemboca en consecuencias negativas más adelante, afectando el comportamiento en sociedad y la relación con los demás, conocida como el vínculo.

El vínculo emocional que el niño establece con sus padres o cuidadores más cercanos se conoce como apego y es fundamental porque aporta la protección y seguridad imprescindibles para crecer con un adecuado desarrollo psicológico.

Si este vínculo emocional en la infancia fue seguro, basado en la protección y aceptación incondicional, es probable que el desarrollo se establezca con una buena salud emocional, de manera que, más adelante, se puedan establecer relaciones maduras con otras personas, asegura la Fundación DB.

“Por el contrario, si los padres o quienes cumplieron esa función actuaron en forma sobreprotectora, negligente o desorganizada, es posible que en la adultez esa persona presente desequilibrios emocionales, que le dificulten establecer relaciones saludables y positivas con los demás·.

Por ello, quienes han crecido en una familia disfuncional suelen presentan secuelas en el plano afectivo, conocidas como las consecuencias.

Los seres humanos podemos desarrollar nuestra humanidad únicamente si hemos recibido el amor de nuestra madre. Nuestra capacidad de altruismo y de “sentir con” los demás, dependen de esa conexión amorosa inicial.

Cuando nace, el ser humano debe recibir la protección y seguridad que únicamente el amor materno puede dar. Esto no ocurre en ocasiones, generando graves consecuencias.

En la próxima entrega la Fundación DB explicará y compartirá las siete consecuencias de no recibir cariño en la infancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: