Biomas Digital

Leopardo de las nieves, especie asiática en peligro de extinción

Scroll down to content

leopardo-de-las-nieves-640x360

El leopardo de las nieves es considerado un animal sagrado en algunas regiones de Asia, pero acciones como su caza ilegal, la reducción de su hábitat y el cambio climático están provocando que esté en peligro de extinción.

Este mamífero conocido como el “fantasma de las montañas” habita en Asia Central, específicamente en 12 países: Afganistán, Bután, China, India, Kazajstán, Kirguistán, Mongolia, Nepal, Pakistán, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán.

Hace seis años, el gobierno de Kirguistán convocó a representantes de estas naciones a un foro para respaldar el Programa Mundial de Protección del leopardo de las nieves y su ecosistema (GSLEP, por sus siglas en inglés) y se decretó el 23 de octubre de cada año como el Día Internacional del Leopardo de las Nieves.

Al ser el primero en lanzar un Plan Nacional que tomará en cuenta los efectos del cambio climático sobre los hábitats de la especie, Nepal se convirtió en el país ‘bandera’ para su protección.

De acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) la población del leopardo ha disminuido un 20 por ciento en los últimos 20 años y es menor a los cuatro mil ejemplares.

En busca de su conservación, los países con presencia de leopardos tratan de identificar y asegurar hasta 2020 por lo menos 20 lugares en los que éstos puedan habitar. Al mismo tiempo, diversas organizaciones recolectan firmas para defender los intereses de los felinos.

El leopardo de las nieves es víctima de la caza ilegal y el cambio climático. Se estima que desde 2008 al menos cuatro ejemplares son abatidos por semana, ya sea por granjeros o cazadores. Su piel, huesos y otras partes del cuerpo se utilizan en la medicina tradicional asiática.

El aumento de temperatura a nivel global reduce poco a poco su hábitat, la introducción de ganado e infraestructuras los conduce a un conflicto con el ser humano, porque al disminuir el alimento, el ganado se convierte en presa de los leopardos y las comunidades locales los ven como una amenaza.

Además, son animales solitarios, excepto en época de reproducción, ya que machos y hembras se apoyan para cazar presas más grandes que las usuales (conejos, ardillas, cabras salvajes o venados).

Notimex

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: