Biomas Digital

Quiltepec, el paraíso posible en Cdmx

quiltepec02-1080x642

El infierno se convirtió en un paraíso posible. Así consideran los vecinos del cerrillo de Quiltepec a su comunidad, ubicada en el sur de la Ciudad de México, en la alcaldía Tlalpan, dentro del pueblo de San Andrés Totoltepec, donde hace siete años comenzaron a utilizar las ecotecnias para abandonar la marginación.

Quiltepec o Paraje Quiltepec, como también se le conoce es un ejemplo de ecoaldea en la Ciudad de México, donde habitan alrededor de 25 familias: hace siete años captan la lluvia y combinan ecotecnias como biodigestores, calentadores y deshidratadores solares, manejan aguas grises y producen composta.

Elena Cruz López tiene 54 años de edad y vive en Quiltepec desde hace un cuarto de siglo, a donde llegó procedente de San Miguel Chicoltepec en El Oro, Estado de México, en busca de mejores oportunidades para sus hijos, las cuales sostendría al trabajar un huerto familiar.

El terreno donde se asentó su familia pertenecía a su suegro, que lo dividió entre sus cinco hijos. “Todo era maleza y milpas”, recuerda. No había ningún servicio y tenía que bajar por el agua a la carretera federal a Cuernavaca, donde una pipa llenaba algunos tambos y cubetas, a cambio de mil 200 pesos.

“Era un problema, porque había que estar al pendiente de la llegada de la pipa y luego cuidar el agua, para que no se la robaran… Esto se repetía cada semana”, recuerda Elena.

Así vivirían hasta 2012, cuando contactó a la organización social “Isla Urbana”, la cual les propuso trabajar con algunas ecotecnias para producir fertilizante a través de la lombricultura y a tratar el agua de los sanitarios para regar las huertas.

“Al principio desconfiamos de Isla Urbana, porque ya mucha gente había ofrecido proyectos y no regresaban. Sin embargo, decidimos comenzar a trabajar y a la fecha se han instalado 11 sistemas captadores de agua de lluvia, biodigestores, deshidratadores de frutas, plantas de tratamiento de aguas residuales y paneles solares, lo cual cambió nuestra forma de vivir”.

Hoy la mayoría de las familias de Quiltepec tiene áboles frutales, huertas de hortalizas, gallinas, borregos, cerdos, cabras, chivos y una gran cantidad de perros y gatos. Muchos producen mermeladas, frutas deshidratadas y algunos derivados de lácteos, como quesos de cabra, los cuales salen a vender.

Los hijos de Elena, un hombre de 24 años, es ya ingeniero en sistemas, y una mujer de 21 años está por concluir la misma carrera. “Si nos hubiéramos quedado en El Oro, no serían profesionistas”, sentencia.

Lo que cambió la vida de Elena y sus vecinos en Quiltepec es un sistema que se adapta a las necesidades de cada hogar:

Recolecta el agua desde el techo de las viviendas, donde se lleva el agua a un conducto, a partir del cual pasa por un filtro para depositarse en un Tlaloque (recipiente rectangular), donde los sólidos se sedimentan.

Del Tlaloque, el agua ingresa a un tanque de cinco mil litros, donde se almacena o se redirige hacia otro tanque similar, de donde se extraerá por medio de una bomba que a través de una manguera la llevará a un tinaco, de donde se utilizará por la familia.

La otra ecotecnia que utilizan es un sistema de biodigestores que reciben a diario el estiércol de los animales, con el cual se produce biogás y un fertilizante orgánico. Este sistema fue instalado por el colectivo Biobolsa en colaboración con Isla Urbana.

“Antes gastaba más en gas, pues el tanque duraba mes y medio; ahora me dura casi tres meses”, agregó.

Alicia Soriano es otra de las habitantes de Quiltepec, originaria de Santiago Nacaltepec, en Cucatlán, Oaxaca. Ella tiene 73 años años y hace 30 que vive en el cerrillo. Aquí procreó seis hijos, tres de los cuales residen en los Estados Unidos y los otros viven aún ahí.

Alicia cuenta que se dedica a la cría de puercos –“tengo 15 cerdos y una marrana”-, cuatro borregos, un chivo y muchos gatos. Pero antes tenía una vaca, la cual tuve que vender después de que me pusiera varias arrastradas, rememora la mujer de 1.35 metros de altura, antes de reír a carcajadas.

Notimex

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: