Biomas Digital

Advierten sobre riesgo de violencia en la Selva Lacandona

alimentacion-selva-mejora-microbioma-digestivo-ninos-salud-2-1024x589-768x442

Notimex

La violencia podría desatarse en la Selva Lacandona si no se resuelven los problemas intercomunitarios, por lo cual es urgente celebrar una segunda reunión con las partes interesadas para lograr la paz y alcanzar un acuerdo que garantice la preservación de los recursos naturales.

Grupos ambientalistas, ecologistas y organizaciones de la sociedad civil coincidieron en la importancia de que las comunidades expresen sus puntos de vista y las autoridades los respeten; deben resolverse los asuntos sin afectar a nadie en sus derechos, garantizar la seguridad de la población y conservar la Selva Lacandona, un pulmón del planeta que mantiene el equilibrio ambiental.

Cuestionados sobre la propuesta para derogar el decreto que desde 1978 impide la actividad humana y la explotación económica de dicha selva, para lo cual ya ha habido encuentros entre autoridades, agricultores y representantes indígenas en torno al futuro de la Reserva de la Biosfera Montes Azules, los expertos consultados señalan:

“Los funcionarios federales se han reunido con autoridades de los Bienes Comunales Zona Lacandona, pero hay un grupo de lacandones que está en contra de la delimitación de la Reserva de la Biosfera Montes Azules”.

Señalan que “se trata de una nueva estrategia, porque en la Reserva Integral de la Biosfera Montes Azules siempre ha habido presencia humana, como es el caso de los xateros (recolectores de hojas de xate) y de los cazadores, que permanecen en la selva hasta tres meses.

Estiman que la población requiere tener ingresos, por lo cual es importante que los proyectos tomen en cuenta a las comunidades y sus necesidades, siempre dentro de lo que mandatan las leyes ambientales, para garantizar la preservación de la Selva Lacandona.

Es casi imposible conservar el hábitat sin tomar en cuenta a las comunidades aledañas. Destacaron que desde hace muchos años las especies de jaguar y otros mamíferos menores están en riesgo de extinción, porque los pobladores entran a cazar y a buscar las hojas de xate para su venta ilegal.

Entonces, indican, es importante regular estas actividades, para que se desarrollen dentro de la legalidad.

Los entrevistados solicitaron el resguardo de sus identidades, porque trabajan en la zona y consideran que su integridad y la de sus familias pudieran verse en peligro.

Comentan que a la fecha hay grupos instalados en áreas que quieren parcelar, lo cual se podría corregir con una buena gestión de recursos naturales, en conjunto con las autoridades comunitarias, pero hay que reiterar que la falta de empleo y recursos para subsistir provoca que siga la destrucción de la selva.

Refieren que siempre ha habido casos ilegales de cacería y de extracción de flora nativa en la Selva Lacandona, por lo cual deben instrumentarse estrategias de mitigación.

Podrían gestionarse, por ejemplo, las Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMAs) como vías para generar empleo y economía circular, a la vez de impulsar a la selva Lacandona como destino turístico, cómo hizo Costa Rica.

Las UMAs son espacios de promoción de esquemas alternativos de producción, compatibles con la conservación de la vida silvestre.

Otras organizaciones sociales ambientalistas manifestaron estar en espera de conocer mejor la situación por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, “pero sin duda es un tema sumamente preocupante, muy complicado”.

Las Estaciones de Monitoreo

Un punto de conflicto en la Reserva Integral de la Biosfera Montes Azules, son las estaciones de monitoreo a cargo de organizaciones civiles, académicas y científicas.

La gente de la comunidad reconoce la labor de Natura Mexicana en las regiones de Marqués de Comillas. Señalan les faltó trabajar con las comunidades lacandonas, que son más difíciles. “Tenían las fortalezas, pero no entraron en la comunidad, y por eso ahora las comunidades no quieren que permanezca más en la zona”.

Natura y Ecosistemas Mexicanos, A. C., mejor conocida como Natura Mexicana, es una asociación civil sin fines de lucro que trabaja en la región de la Selva Lacandona desde 2005.

Algunos de sus miembros han trabajado en la zona por 40 años y entre ellos destaca la ex secretaria de la Semarnat, Julia Carabias.

El objetivo de Natura Mexicana es contribuir a la conservación de las selvas de la región, para lo cual coadyuva a la consolidación de las áreas naturales protegidas, en especial la Reserva de la Biosfera Montes Azules.

Ésta es el área natural protegida de mayor extensión de la Selva Lacandona, alberga a alrededor de tres mil 400 especies de plantas vasculares, de las cuales 573 son árboles.

Asimismo, está representada en un 24 por ciento por la mastofauna terrestre mexicana; 44 por ciento de las aves; 10 por ciento de la herpetofauna; 40 por ciento de las mariposas diurnas y 13 por ciento de los peces.

Muchas especies están en la Norma Oficial Mexicana (NOM-059-ECOL-2010) por su categoría de riesgo (amenazadas o en peligro de extinción), entre ellas el jaguar (Panthera onca), el tapir (Tapirus bairdii), el pecarí de labios blancos (Tayassu pecari), la guacamaya roja (Ara macao).

Además, el águila arpía (Harpia harpyja), la tortuga blanca (Dermatemis mawii) y el cocodrilo pardo (Crocodylus moreletii).

Natura Mexicana considera que esta región se encuentra “profundamente amenazada por la transformación y degradación de sus ecosistemas naturales”.

En respuesta a la transformación y degradación que los ecosistemas de la Selva Lacandona han sufrido por el acelerado crecimiento demográfico, la ocupación desordenada y el establecimiento de enormes extensiones de cultivos agrícolas y potreros para ganado, dicha asociación busca promover acciones de conservación y manejo de los ecosistemas.

Estas acciones se realizan en las áreas naturales protegidas y en sus alrededores, para que permanezcan como ecosistemas sanos, conserven sus recursos naturales y generen servicios ambientales, ingresos y empleos.

La ONG destaca el notorio contraste de la calidad de los ecosistemas naturales terrestres y acuáticos, entre la Reserva de la Biosfera Montes Azules y el municipio de Marqués de Comillas.

Mientras la reserva puede caracterizarse como uno de los ecosistemas naturales mejor conservados del país, en Marqués de Comillas la amenaza de perder la biodiversidad, el agua limpia, los nutrientes del suelo, los recursos naturales y sus servicios ambientales, es muy alta.

Se demostró que la transformación de la selva no contribuyó a mejorar la calidad de vida de las poblaciones locales, y que, por el contrario, la pobreza se reproduce y aumenta la degradación del medio natural aumenta.

La ONG ha trabajado para consolidar las acciones de conservación en las áreas naturales protegidas e impulsar una estrategia en los ejidos de Marqués de Comillas, para detener la deforestación mediante el fomento de actividades productivas sustentables que permitan usar los recursos que ofrece la selva y, sin transformarla, generar empleos e ingresos.

En Marqués de Comillas hay grandes remanentes de selva, por lo que se promovió con los ejidos su conservación a través del programa de Pago por Servicios Ambientales; así se conservan más de 14 mil hectáreas de selva y se beneficia a 653 familias, que han recibido en siete años más de 85 millones de pesos.

En ecosistemas críticos deforestados (riberas de ríos, arroyos o manantiales, y terrenos ganaderos rodeados de selva), se desarrollan modelos para su restauración. En el caso de las especies de fauna amenazadas, como la guacamaya roja, se trabaja para su recuperación.

Natura urge a una acción coordinada entre los gobiernos y los actores locales, para lograr un acuerdo para aplicar programas de inversión para generar empleos e ingresos para la población que habita legalmente Montes Azules -incluyendo ejidatarios y pobladores avecindados en los ejidos- y comprometerse a respetar la integridad de la Reserva de la Biosfera Montes Azules.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: