Biomas Digital

Calentamiento global contribuye a incendios en Australia: ONU

images(6).jpeg

 


Notimex

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) afirmó que el calentamiento global contribuye a los incendios en Australia, que han dejado al menos tres muertos y 150 casas destruidas, y advirtió que las condiciones seguirán siendo secas, con pocos o ningún pronóstico de lluvia.

“Los incendios se deben a una combinación de factores que incluyen baja humedad del suelo, calor y, lo que es más importante, dirección y velocidad del viento”, explicó Clare Nullis, portavoz del organismo especializado de las Naciones Unidas (ONU).

Las autoridades australianas reportaron 50 incendios en el estado de Nueva Gales del Sur, en el sureste del país, y advirtieron que podrían afectar a unos seis millones de personas que viven en áreas pobladas como Sydney, Wollongong y Newcastle.

El reporte de Naciones Unidas señala que este año Australia registró el segundo periodo más cálido de enero a octubre desde hace 110 años, con lo que aumentó el número de días en los que los incendios son más factibles.

Nullis pidió a la población australiana que extreme el cuidado ante los incendios que se registran y permanecer atentos cuando las autoridades emitan una alerta de peligro por fuego catastrófico, ya que “el mensaje básicamente es: sal y aléjate”.

En la región de Nueva Gales del Sur se declaró el estado de emergencia luego de que zonas como Sydney y Queensland, enfrentan peligro de incendio y tienen el nivel más alto nivel de advertencia.

Nullis consideró que el número de días que se consideran propicios para los incendios ha aumentado. “Ha habido un aumento asociado en la duración de la temporada de incendios y el cambio climático, incluido el aumento de las temperaturas, que están contribuyendo a estos cambios”, sostuvo.

La OMM aseguró que muchas comunidades en riesgo ya que en la región se presentan vientos de 60 a 80 kilómetros por hora y temperaturas de entre 35 y 39 grados centígrados (°C).

“Aunque se pronostica un frente de clima frío que puede aliviar los riesgos de incendio, una combinación de vientos secos y un cambio en la dirección del viento hace que las personas en las áreas afectadas deban permanecer vigilantes”, puntualizó Nullis.

Datos oficiales indican que entre 1967 y 2013, los incendios forestales de Australia causaron más de ocho mil heridos y 433 muertos, además de pérdidas por unos tres millones 200 mil dólares.

Otro informe denominado “State of the Climate 2018” realizado por la Oficina de Meteorología Australia y la Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth (CSIRO, por sus siglas en inglés), señaló hace unos días que el clima de Australia aumentó un poco más de 1°C desde 1910, lo que provocó un aumento en la frecuencia de los eventos de calor extremo.

También los océanos alrededor de Australia se han calentado alrededor de 1°C en más de 100 años, contribuyendo a olas de calor marinas más largas y frecuentes.

Las lluvias disminuyeron de abril a octubre pasados en la región el suroeste del país; y desde 1970 se redujeron 20 por ciento las precipitaciones entre mayo y julio, por lo que se prevé un aumento adicional en las temperaturas del mar y del aire, con más días calurosos, olas de calor marinas y menos eventos de fríos extremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: