Biomas Digital

Alemania innova en sustancias contra resistencia a antibióticos

Cfakepathsuperbacs1jpg_EDIIMA20150910_0475_4

Investigadores de la Universidad Martín Lutero (MLU) de Halle-Wittenberg, en Alemania, desarrollaron sustancias activas contra la resistencia a antibióticos que en algunos casos, en pruebas iniciales en cultivos celulares e insectos, lograron resultados tan efectivos como los convencionales.

Según el trabajo publicado en la revista Antibiotics, esos compuestos se dirigen a una enzima especial que solo es producida por las bacterias en una forma específica y que previamente no fungía como blanco de otros antibióticos, lo que explica que todavía no hayan desarrollado resistencia a ellos.

Ya sean bacterias o gérmenes como el MRSA (Staphylococcus aureus resistente a la meticilina), se señala en el trabajo, aquellas con resistencia antimicrobiana se han vuelto un problema para médicos y pacientes del mundo.

Incluso hace apenas unas semanas varias grandes compañías farmacéuticas también anunciaron que estaban reduciendo aún más su propio trabajo de investigación respecto a crear más antibióticos.

El profesor Andreas Hilgeroth, del Instituto de Farmacia de la MLU, hizo notar al respecto que “para tratar las enfermedades infecciosas de manera confiable y a largo plazo necesitamos nuevas sustancias activas contra las cuales las bacterias aún no hayan desarrollado resistencias”.

Hilgeroth trabaja con investigadores de la Universidad de Greifswald y la Universidad Julius Maximilian de Würzburg, también en Alemania, en estas nuevas sustancias activas dentro de un proyecto científico financiado por el Ministerio Federal de Educación e Investigación de la nación europea.

En el estudio los autores desarrollaron ingredientes activos que atacan una enzima especial que solo aparece en esa clase de bacterias patógenas: la piruvato quinasa, con un papel importante en los procesos metabólicos.

La idea es que si el metabolismo de las bacterias es obstruido, esto finalmente las vuelve inofensivas.

“La piruvato quinasa es un objetivo ideal para nuevos ingredientes activos. En el mejor de los casos las nuevas sustancias solo afectan a la enzima bacteriana y, por lo tanto, a las bacterias.

“Si es así, debería haber solo unos pocos efectos secundarios. Además, esta nueva estructura blanco puede aprovecharse para acabar con la resistencia a los antibióticos existente“, resaltó Hilgeroth.

En experimentos celulares y pruebas iniciales en larvas de la polilla de cera, un organismo modelo utilizado en ciencias de la vida, los investigadores pudieron confirmar la eficacia de sus nuevas sustancias.

Los mejores compuestos lograron, al menos, tan buenos resultados como los antibióticos convencionales.

-Fin de nota-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: